El río no tiene dueño

Río, oir Oir el río Una y otra vez Como él oye mis nostalgias Las nostalgias de unos y otros Entre un mar y otro Está abajo y está arriba Juega a enojarse Juega a dormirse Ahora baja a la costa Ahora se hace nube Regresa a la montaña Suelta su humedad Sobre los camposSigue leyendo “El río no tiene dueño”